El Cares y turismo por Asturias

El Cares y turismo por Asturias


RUTA  DEL CARES – Segunda parte de Montañeros por Asturias

Empezamos en Panes, pueblo donde hemos pernoctado,  siguiendo las instrucciones que nos han dado  en   el hotel, nos dirigimos hacia el puerto San Glorio, y pasamos Por una ruta de pueblos pequeños, en pleno corazón de los Picos de Europa, con carreteras de montaña (estrecha y sinuosa).

Dos pueblos antes de llegar al de  La Posada de Valdeon, donde dejamos el autobús, tuvimos que hacer retroceder  a unos tres coches, porque la  carretera es tan estrecha, que solo cabe un coche, para evitar que  nos cruzásemos con mas, se bajaron Agustín e Ignacio, e iban abriendo camino y avisando. El autobús en pleno disfrutó con lo que estaba pasando, sufriendo con el  coche que debía retroceder y  admirando la pericia de Bárbara la conductora para evitar empotrarse  contra cualquier tejado o quedar encajonada entre dos balcones

Parece que nos habían dado mal la información sobre si el autobús que llevábamos  cabria holgadamente por esas calles y carreteras estrechas. Asi nos lo dijeron en La posada de Valdeon, por lo visto había otra ruta alternativa, que es la que siguió después el autobús para ir a buscarnos a Poncebos.

Estas peripecias nos ocasionaron un considerable retraso sobre los planes previstos para el dia, teniendo en cuenta que además tuvimos que coger  taxis para que nos aproximaran los 10 Km. que nos faltaban para llegar a Caín. (Pueblo donde se inicia la Ruta del Cares)

La ruta del Cares es una de las sendas más conocidas de los Picos de Europa, situada entre la provincia de León y la comunidad asturiana. Discurre entre las localidades de Puente Poncebos (Asturias) y  Caín (León),  siendo antiguamente la única comunicación entre ambos pueblos durante las nevadas de invierno

La ruta del Cares discurre por la llamada La Garganta Divina del río Cares y se trata de un camino a media altura que se abrió entre 1945 y 1950 en la roca para el mantenimiento del canal de alimentación de la central hidroeléctrica de Camarmeña – Poncebos,  este canal fue construido entre el año 1916 y 1921.

Al empezar en Caín el desfiladero se cierra y el camino atraviesa el mismo por un puente. Por el cual se ve la entrada de agua al canal. La longitud de la ruta es de 12Km y discurre por un camino de 1,5m de anchura con muy pocos desniveles que bordea el acantilado con profundas cortadas.

La roca en la que se abre el desfiladero es de caliza gris en la que hay multitud de oquedades, algunas de las cuales se han aprovechado para refugio del ganado lanar que pasta por el lugar.

A lo largo del desfiladero se aprecian innumerables cascadas, algunas son producto del desbordamiento del canal, este  va lleno, de vez en cuando lo encontramos a nuestro nivel, pudiendo tocar el cauce con la mano, a lo largo de su recorrido,  este  va  entrando y saliendo en la montaña, y unas veces está muy alto con respecto al camino y otras lo vemos  debajo de nosotros.

El desfiladero tiene  rincones de una belleza insuperable, pues va desde las oquedades de la roca que esculpen formas de lo más variado  hasta el arco iris que se descubre al  chocar los rayos del sol con la espuma de algún salto del agua, todo esto  amenizado con el ruido del agua ensordecedor que nos acompaña durante todo el recorrido.

Hay una bajada alternativa a un paseo que va por el río, que nos planteamos utilizar, pero hoy en día han puesto  un cartel de prohibido el paso, para evitar accidentes, por lo precario de la senda.

Siguiendo la ruta habitual, nos encontramos con las dos piedras que hacen de puerta de entrada, por aquí ya vemos que el  desfiladero se abre.

Tras una fuerte bajada, llegamos aparcamiento donde la ruta pone su punto y final,   nosotros seguimos el río un trozo todavía, hasta llegar al hotel de Poncebos, donde vamos a  comer, pues son casi las tres de la tarde.

Seguimos   hacia los lagos de Enol y Covadonga,  por el  camino paramos a hacerle la foto al huidizo  Naranjo de Bulnes,  solo se dejó ver un instante emergiendo de entre las nubes. Aprovechamos esta parada para hacernos la foto de grupo.

Los Lagos de  Enol y Ercina, son de origen glacial. Se sitúan en el concejo de Cangas de Onís y se accede a ellos a través de una carretera de 14 Km. que nace en el Real Sitio de Covadonga para llegar en primer lugar al lago Enol,  su frecuente uso desde 1983 como final de etapa en la Vuelta ciclista a España ha popularizado internacionalmente el paraje.

Como queríamos llegar  a la basílica de Covadonga, solo visitamos el de Enol, que se encuentra  a 1100 metros de altitud, y tiene una profundidad de 24m. En sus aguas abundan las truchas, las tencas y los bancos de piscardos, así como el cangrejo de río introducido por el hombre. Las zonas húmedas del entorno de los lagos, forman amplias praderas con abundantes biotopos, ricos en nutrientes, donde habitan sapos, ranas, tritones, lagartijas, culebras de agua y una numerosa fauna de insectos y pequeñas aves. Disfrutamos  haciendo fotografías al magnifico paisaje que se  observa desde el lago, un lugar lleno de leyendas y supersticiones, transmitidas de generación en generación.

Y sin demora nos dirigimos al santuario de Covadonga. En los Picos de Europa, en plena montaña y entre bosques, se encuentra el Santuario de Covadonga. Sin duda una de las mayores atracciones de la región, y lugar obligado de peregrinación. En Covadonga se unen la naturaleza, la religión y la historia.

En el año 722 comenzó la reconquista de una España dominada por los árabes. Allí según las crónicas el mítico Pelayo, el primer rey Astur, derrotó a los árabes creando el germen de lo que 800 años después, tras largas guerras se constituiría como España.

La visita a Covadonga debe comenzarse por la Cueva Santa, que se encuentra sobre la laguna que genera la cascada del río Deva, que nace así de entre las rocas

Tras esta  larga jornada,   llena de  contenido turístico y  comunión con la naturaleza, llegamos a nuestro destino, nuevamente el hotel en Panes, cansados pero muy contentos y llenos de anécdotas para poder contar, tras la cena nos despedimos hasta  mañana que regresamos a nuestro Barbastro,   con intención de hacer alguna que otra parada turística a lo largo del recorrido a casa.  ¡¡¡ Hasta la próxima !!!

Para ver las fotos pincha aqui


Artículos relacionados

Valle de Boí: por el Camino del Agua

Senderismo: Valle de Boí Por el camino del agua Domingo, 15 de mayo Para el domingo día 15 de Mayo

De Panticoa a los Ibones de Bachimala

El domingo 9 de Agosto realizamos la excursión programada al valle de Tena. El autobús nos dejó en el Balneario

Valle de Nuria, 2011

    El valle de Nuria es un valle pirenaico situado en el término municipal de Queralbs, en la provincia

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR