Crónica Senderismo: Ordesa, un bosque anti-estrés.

Crónica Senderismo: Ordesa, un bosque anti-estrés.

DSC02993

por Pedro Solana

Ordesa, un bosque anti-estrés.

Dicen que pasear por un bosque salvaje, natural y en otoño relaja, produce un bienestar sicológico notable y principalmente combate las prisas y tensiones que acechan a diario.

Hoy, los senderistas de Montañeros de Aragón de Barbastro hemos vuelto al otoño de Ordesa.  Para evitar cualquier sospecha de hacer cola para sacar tickets en un hipotético transporte ya teníamos muy claro salir de Torla caminando. Y qué mejor alternativa que remontar la orilla izquierda de los dos ríos, el Ara y el Arazas. Nuestro objetivo era el sendero de Turieto, ascendiendo el tramo  alto y después regresando por el bajo.  No hay nada como respirar  los olores a humedad bajo las paredes y fajas recién nevadas a primera hora de la mañana. A las nueve y media, salíamos en ordenada fila y remontando  el camino espantábamos al frío tan sólo por el esfuerzo. Un esfuerzo compartido por casi treinta amigos marchando en completa armonía. El suave ascenso, siempre a la sombra y casi sin darnos cuenta, abría las  puertas del bosque. ¡Y qué bosque!. Los abetos eran  largas velas clavadas a la ladera como una multitud  porfiando  por tocar el cielo. ¡Qué cierto es el dicho de que el bosque no  deja ver más allá!. Algunas hayas salpicaban esa muchedumbre con su plateada piel y sus brazos ya desnudos abrazaban el vacío pues las hojas cayeron en leve vuelo cuando los  primeros fríos, a más de mil metros, hace días  las habían desnudado.

Tras un rato de fuerte ascenso vino un llano muy ancho y cada vez más árboles nos perdían en  su  laberinto de paz. Tras dos horas y media del comienzo  llegamos a la pradera solo con un deseo: sorber un poco de café caliente junto al hogar que templaba  el recinto del restaurante.  Los bocadillos  que salieron de las mochilas desaparecieron en cuatro bocados  y tras huir de un aparcamiento atestado de coches lo mejor era volver a cruzar el río Arazas para buscar el Turieto bajo  muy cerca del rumor de sus aguas y de varias cascadas a cuál más bella.

¡Qué bonito es saludar a cuantos caminantes se cruzan en nuestro camino!. Eran muchos al  haberse cortado la carretera de acceso pues de nuevo se habían sobrepasado los 1800 visitantes permitidos. Es que Ordesa es un paraíso muy buscado a primeros de noviembre. Ya en el puente de Todos los Santos se completó el aforo y hasta que la nieve cubra de blanco estos parajes habrá trajín en cada uno de sus rincones.

Nosotros, ya de vuelta, hemos tocado un poco de sol finalizando la media jornada de montaña. Creo que bajar un poco el listón de exigencia en las excursiones atraerá más compañeros de viaje y para dentro de poco se planteará más actividad muy cerca de Barbastro.

¡Os esperamos, amigos!


Artículos relacionados

Sierra Cervin (Dia del Club)

    Los  senderistas, dentro de las actividades del día del club, empezamos la jornada  acercándonos al  pueblo de Beleder

Circular Otal-Ordiso Noviembre 2019

NUEVAS INSCRIPCIONES PARA EL SÁBADO 16 DE NOVIEMBRE Si te inscribiste en el anterior formulario, debes volver a realizarlo de

Belén de Altura: Pico de L´Aiguillete 2.516 m.

  El Belén de Montaña o de Altura se llevó este año hasta el Pico de L´Aiguillete en una ascensión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies