Por el Parque Nacional de Aigüestortes

Por el Parque Nacional de  Aigüestortes

 POR EL PARQUE NACIONAL DE AIGÜESTORTES

         El sábado 27 de junio un grupo de 13 senderistas del club, por tercer año consecutivo, nos adentramos en las tierras de este bonito parque. Sin hacer el tradicional recorrido de los Carros de Focs, durante estos 3 años hemos podido realizar unas travesías paralelas y nos hemos quedado con un gran recuerdo de estos paisajes, pudiendo decir, sin ánimo de pedantería, que hemos llegado a conocerlo bastante bien.

          Salimos de Barbastro y nos dirigimos pasado el túnel de Viella hasta Salardú y de allí hasta el aparcamiento en los Baños de Tredós (a 1750 ms de altitud). Comenzamos a caminar desde este punto, obviando el servicio de taxis que lleva hasta otra zona de aparcamiento restringida. Teniendo tiempo, este es un precioso recorrido de poco más de1 hora que merece la pena realizar y que sorprende. En el caño de fuente del aparcamiento decidimos almorzar y seguidamente emprendemos la ruta de ascenso hacia el refugio de Colomers. Sin llegar a él, desde el otro lado de la presa sale el camino que nos va a conducir hacia el Coll de Ratera. En este ascenso vamos contemplando, a la vez que superando, los lagos o “estanys” de Colomers.

         Hace un día esplendido, despejado, con calor, pero soportable, pues aquí el agua rezuma por todos los sitios. Seguimos subiendo y casi sin darnos cuenta nos encontramos en la subida al Coll. Esto ya cambia, pues el sendero se endurece y el grupo se estira un poco. Llegamos antes de alcanzar el collado a una zona de neveros, pero que permite atravesarlos sin problemas aunque no llevemos crampones. La llegada al collado (a 2580 ms.) nos deja extasiados al contemplar las cumbres, entremezcladas con los lagos y maquilladas con las nieves.  Lugar ideal para hacer un alto y comer.

         Tras recuperar fuerzas y energías, vemos que aún tenemos tiempo para ascender al Pico o Tuc de Ratera (a 2860 ms). Gran idea pues tras 45 minutos de empinado ascenso el espectáculo que nos deparó fue impresionante. Una panorámica de 360º de esa zona del parque desde la que podías poner nombre a las más importantes cimas del mismo pero también del Pirineo Oriental. Con esa alegría en el cuerpo, descendemos hacia el refugio. En hora y media, tras pasar algunos empinados neveros y un abrupto descenso, llegamos al refugio de Amitges. Según el GPS habíamos hecho 16,3 kms y más de 1100 ms de desnivel .

         Estancia agradable en el refugio, que estaba completo (teníamos reserva hecha), donde el día terminó con un pacharán y unas vistas impresionantes de la puesta de sol, y los Encantats frente a nosostros.

         Al día siguiente a las 8 h en punto comenzamos a caminar. Volvimos a subir hacia el Collado de Ratera y al poco de su descenso nos desviamos para no perder altura y poder enlazar con la parte alta del circuito largo de los Lagos de Colomers. Aquí, un recorrido clásico es dar la vuelta a los lagos de Colomers. Hay una vuelta corta de unas 3 horas y otra larga de unas 6 horas. Nosotros habíamos hecho el día anterior parte de la larga en ascenso, por lo que hoy queríamos hacer el resto. Buena idea, porque nos permitió tener una visión de los lagos, “a pie”, comprobando las distancias y desniveles entre unos y otros, al mismo tiempo que asombrados de la cantidad de ellos que hay.

         Tras un corto trecho de ascenso, que se hizo duro por su inclinación y el cruce de neveros, llegamos a uno de los lagos que, en gran parte, todavía permanecía helado. Colores azules, blancos y turquesas componían la estampa del lago. Bonito sitio para disparar nuestras cámaras. Como había cobertura de móvil, mandamos fotos a los amigos y familia. ¡Qué envidia! nos contestaban.

         Desde allí ya era cuestión de ir bajando entre lagos, praderas, pinos y corrientes de aguas…. Llegamos hasta el refugio de Colomers donde aprovechamos para comer contemplando el bonito y gran lago represado del mismo nombre, cerrado por un circo natural de montañas , que habíamos ido cruzando, aunque a menos altura.

         Seguimos caminando. Tras cruzar la presa, cerramos el bucle de nuestro recorrido por los lagos. Sólo nos restaba otra hora y media hasta los coches por el mismo camino de subida, pero bajo un sol que también quería su protagonismo. Llegamos a los Baños de Tredós a las 16,30, después de recorrer 17,6 kms. Metemos los pies en el río y tras tomar un refresco merecido emprendemos regreso a Barbastro.

         Gran recuerdo nos van a dejar estos lugares en un fin de semana montañero espléndido.

Fotos en Picasa


Artículos relacionados

Camino de Santiago Abril 2019

    Por cuarto año consecutivo, Montañeros de Aragón de Barbastro y el Centro Excursionista de Ribagorzanos nos hemos juntado

Raquetas por el Valle de Estos

  RAQUETAS POR EL VALLE DE ESTÓS       El día elegido para las raquetas, tras el fallido intento

Bosques de la Cornudella, PR-HU 247

El domingo 22 de Noviembre realizamos el recorrido del PR-HU 247, ruta circular que nos lleva por distintos caminos de

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR