Crónica de la ascensión al Ramougn (3.011m.)

Crónica de la ascensión al Ramougn (3.011m.)

Después del intento fallido de subida al Aneto, frustrado por el mal tiempo, realizamos la primera salida de Alpinismo de este año.

Salimos de Barbastro a las 6 h. y tras cruzar el túnel de Bielsa, tomamos el desvío que hay en Fabian y que nos lleva a la Reserva Natural de Néouvielle. Sequimos hasta el lago D´Oredon, donde se encuentra la barrera y cogemos el ticket que nos permite acceder al Lac d’Aubert, punto de partida para la ascensión al Pico Ramougn.

Salimos con sol de Barbastro y nada más cruzar el túnel todo el recorrido por Francia fue con antinieblas. Gratamente la ensa niebla desapareció según llegábamos al punto de partida, quedando un día espléndido de luz y temperatura.

Partimos 17 montañeros con mucho entusiasmo, y con un poco de inquietud, pues no conocíamos el pico y habíamos oído que la cresta era muy bonita pero muy aérea. Además las mochilas iban bien cargadas con todos los aperos (crampones, piolet, armés, casco, mosquetón, polainas, palos, comida y bebidas, además de alguna cámara de fotos y otros menesteres…) ¡Cómo pesaban las condenadas! Menos mal que César, joven y fuerte, se hizo cargo de la cuerda.

Partimos del Lac d’Aubert (2.150m), y pasamos la presa junto a la zona de vivac. Al otro lado vamos siguiendo hitos y trazas de senda, hasta que giramos a la derecha, para cruzar la Cresta de Barris. Los numerosos hitos y trazas hacen que el grupo se divida y unos cruzan más alto y otros siguen por la normal que lleva hacia el Pico Neouvielle. Vemos claramente el Ramougn, el Neouvielle, la brecha Chausenque y la cresta d’Espade.

Los que subimos pegados a la Cresta de Barris atravesamos un mar de enormes bloques hasta que al final decidimos girar e ir a juntarnos con los demás, separados de la cresta. Volvemos a separarnos de la vía normal y seguimos hitos que ascienden sin descanso y, con paciencia, vamos saltando de bloque en bloque. Por la zona que subimos apenas encontramos neveros. Al cabo de 2,5 h de subida decidimos parar a reponer fuerzas.

Una vez estamos en el nevero final nos plantea José Ramón  la posibilidad de subir hasta el collado y hacer toda la cresta o bien meternos en una canal hasta la cresta y luego seguir la misma hasta la cumbre. Sin ningún criterio objetivo decidimos ir a la canal. Así pues, la mayoría dejamos las mochilas nos colocamos el arnés, ocho, mosquetón y casco y allá que nos vamos.

La trepada primera es bonita pero hay que tener cuidado pues hay mucha piedra suelta. Vamos ganando altura, entrando en calor, y soltándonos. Seguimos en horizontal hasta llegar a otra brecha donde tenemos una placa de sólido granito que debemos atravesar lateralmente. En su primer tramo nos asiremos a unos rebordes que van escaseando a medida que avanzamos. Atravesada la placa se aprovecha un anclaje para montar la cuerda y asegurar a los compañeros que lo deseen. Otros más inquietos deciden jugársela por la derecha y trepar a su aire. En un momento la placa está llena de intrépidos escaladores. En este punto guardamos la cuerda y trepamos hacía arriba, ganando el filo y pasar al flanco Sur por donde se avanza cómodamente aunque la exposición nos hace extremar las precauciones. Se alternan terrazas con trepadas hasta llegar a la cumbre.

La cima del Ramougn (3.011m), es un inmejorable mirador. Podemos admirar el Campbiel, Pic Long, el Tres Consejeros con su arista hacia el Neouvielle, en la que seguimos a varios escaladores…. y al fondo asomando el Marboré, el Taillón y el Vignemale. Las fotos hacia los lagos y la niebla a su altura son tan o más preciosas que las cumbres. Estamos un buen rato disfrutando del entorno antes de afrontar el descenso.

Tranquilamente vamos destrepando hasta llegar a la zona donde montamos la cuerda para realizar el primero de los 2 rápeles que hacen mucho más cómoda y segura la bajada. Una vez en suelo llano disfrutamos pausadamente de la comida.

Nos vamos hacia abajo, esta vez intentando cruzar todos los neveros posibles, pues nos hacían más llevadero el descenso que tener que ir saltando por los bloques de granito. Luego enlazamos con el camino de bajada de la vía normal hasta llegar al punto de partida donde nos esperaban unas repletas neveras con frutas y bebidas, que fueron la puntilla de un espléndido día.

El compañerismo y la camaradería, junto al afán de superación y el disfrute de la montaña, nos recargaron las pilas de la satisfacción para unos cuantos días.

 

Montañeros de Aragón Barbastro

 

.


Artículos relacionados

Tuca de Vallibierna y Culebras

Un grupo formado por 21 montañeros del club nos fuimos a realizar la ruta circular que sube al pico Vallibierna,

Expedición al Island Peak en el Himalaya nepalí

El próximo mes de abril, tres socios de nuestro Club intentaran la ascensión a la cima del Island Peak (6.189

Despedida de la expedición al Island Peak

Nos reunimos con los expedicionarios del Island Peak en la sede de Montañeros de Aragón Barbastro, miembros de la Junta

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR