RAQUETAS AL PORT DE RUS – 26 Enero 2020

RAQUETAS AL PORT DE RUS – 26 Enero 2020

IMG-20200126-WA0062

El domingo 26 un numeroso grupo de 28 senderistas, ansiosos de una jornada de raquetas, nos desplazamos al valle de Bohí. Pasada la población de Taüll, en la zona del Pla de l’Ermita junto al puente de la Ribera de Sant Martí nos deja el autobús. Había pronóstico de buen tiempo pero salimos de Barbastro lloviendo y así llegamos a nuestro destino. Había nevado esa noche, lo que nos congratulaba, pero no nos quitaba la inseguridad del mal tiempo.
En la misma carretera nos ponemos las raquetas y tomamos la pista que parte de allí mismo.
La fina lluvia enseguida se transformó en nieve dando al paisaje un ambiente invernal. Fuimos acomodando el paso a las raquetas y continuamos hasta tomar el desvío del sendero. Menos marcado, más estrecho y más agreste, a la par que bonito, nos introduce en el bosque. Después de unos titubeos buscando la senda correcta encontramos una huella que marca claramente el camino. Además nos ahorra el esfuerzo de “abrir huella”, cosa que en la actividad de raquetas de nieve siempre es de agradecer, más con nieve abundante y recién caída.
Dejó de nevar y llover. El sol quería imponerse a la niebla sin logralo. Al mismo tiempo nos iba descubriendo paisajes abiertos de una belleza impresionante. Laderas de pinos nos recordaban bosques de otros latitudes. Pero no había que mirar lejos para emocionarse con lo que nos rodeaba. Arboles aguantando la nieve y dibujando caprichosas figuras se alternaban con otros cuyas ramas se doblaban por el peso y parecían rendir pleitesía a nuestro paso. Otros, en cambio, obstaculizaban nuestro avance.
Formando una estirada fila multicolor, avanzamos por el bosque hasta que llegamos a un llano, sitio ideal para reponer fuerzas, hacer fotos y seguir disfrutando de las vistas. A nuestros pies el río San Martín discurre entre las piedras tapizadas de nieve.
Hacemos foto de grupo, con recuerdo para Isabel, y seguimos adelante. El valle se cierra y empina impidiéndonos continuar por ahí. Damos media vuelta y nos pasamos al otro lado del río por un puente que nos habían aconsejado visitar. Comprobamos que el sendero continúa por allí y enlaza con el GR 11-20 que sube al Puerto por esa margen del río, no aconsejable porque los paredones que la escoltan suelen tener avalanchas. Hay gente que le da pereza y se sienten harto satisfechos del recorrido realizado y prefieren quedarse haciendo un igloo. Otro grupo continúa el ascenso hasta salir del bosque y poder divisar el collado. Nos damos por satisfechos y ahí lo dejamos. Queda pendiente para otra ocasión subir al puerto.
Empezamos a desandar el camino (descartamos bajar por el GR) cuando el sol se queda permanente con nosotros. Esta luz contribuye a realzar todavía más la belleza de todo lo que nos rodea.
Con el buen tiempo la nieve también se va descabalgando de sus ramas y la fisonomía de los árboles cambia a nuestro paso. No nos libramos de que algún deshielo nos caiga en la cabeza.
Y así, tras andar unos 9 km y subir casi 500 m de desnivel ( no está mal para primer día) llegamos al puente donde nos recoge el autobús, que nos llevará a casa, no sin antes tomar unos bizcochos con chocolate en Benabarre.
Con gratos recuerodos, ¡hasta la próxima!.


Artículos relacionados

Camino de Santiago

Camino a Santiago Los días 22, 23, 24 y 25 de abril, tenemos previsto reslizar tres nuevas etapas del Camino

De Beranuy a la ermita de Sis

  DE BERANUY A LA ERMITA DE SIS Un grupo minoritario de montañeros, sin miedo al frio que se pronosticaba,

Camino de Santiago

  Se convoca a una nueva reunión en el club, para hablar sobre el Camino de Santiago, sera el próximo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies