Camino de San Ramón: Aguinaliu a Capella

Camino de San Ramón: Aguinaliu a Capella

P1100489

Con un frío invernal salimos a las 8 de la mañana para inaugurar la temporada de senderismo con esta ruta que forma parte del Camino de San Ramón, en este año que se conmemora el 900 aniversario de su destierro.

El autobús sube justo por la carreterita que nos lleva a Aguinaliu. Escondido en la sierra no se ve hasta que llegas. El grupo, formado por 25 personas, comenzamos con paso rápido la marcha para quitarnos el frío. Bajamos por el Camino de la Valls hasta llegar al fondo del Valle del Sarrón tras una hora de ruta. Seguimos media hora por la antigua carretera a Graus paralela al pantano de Barasona para luego desviarnos por el camino que venía de Barasona a Pueyo de Marguillén. El pueblo nos sorprende porque es una gran fortaleza con calles y túneles. Tanto, que somos incapaces de encontrar la entrada a la iglesia.

Paramos a tomar el tentempié junto a una Cruz de Camino, en el pequeño campo de fútbol, donde hay unos bancos y una fuente. El sol hace que entremos en calor. San Ramón, con la colaboración de Daniel, nos ha sorprendido con unas tortas de pan hechas al estilo tradicional de Serraduy.

Ya con fuerzas recuperadas y con un día despejado comenzamos a tomar altura contemplando el paisaje. Pasamos junto a la Puebla del Món para luego continuar por un sendero paralelo al barranco de la Tosca. Tras 14 kilómetros llegamos a lo alto de la Sierra junto al Tozal del Castillo. El paisaje es extraordinario viendo hacia el norte todo el Pirineo con sus cumbres nevadas y los pueblos del valle del Isábena y el Ésera. Hacia el sur podemos ver hasta El Pueyo.

Descendemos por el estrecho Paso de La Canal, que nos sorprende. A unos cientos de metros nos desviamos a la ermita de San Martín escondida bajo la roca. Un románico que nos deja con un buen sabor de boca.

Como vamos bien de hora, decidimos completar los 18,5 kms del trayecto, y bajar a comer en el merendero de Capella. Después nos acercamos a la Ermita de San Ramón para sentarnos en la piedra donde la tradición dice que San Ramón se sentó camino de su destierro. Hay que sentarse y pedir un deseo. El nuestro es que el Santo nos acompañe durante todo el año en nuestras excursiones.

De vuelta a casa, paramos en Graus a tomar un café. Hoy el cuerpo no está para cervezas y apetece algo calentito.

Os esperamos para la siguiente etapa.

Hemos puesto  fotos en Picasa.

 


Artículos relacionados

XII Día del Raquetista de Aragón -Gistain

  11 de febrero de 2018 Como en años precedentes la FAM promueve la organización del Día del Raquetista, que

De Belsué al Salto del Roldan

    Como viene siendo habitual en los últimos tiempos cada vez que  salimos al monte, vamos mirando la senda  y a

Jornadas Montañeras: del Buñero al Pico Lenin

JORNADAS MONTAÑERAS 2018 Magnífica charla audiovisual la que nos brindó nuestro amigo Fernando Latorre Torres de su experiencia del pasado verano en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies