De Castigaleu a Montañana por el GR 1

De Castigaleu a Montañana por el GR 1

DE CASTIGALEU A MONTAÑANA POR EL GR-1

El domingo día 11 comenzamos el calendario de senderismo con una marcha por el tramo más oriental del GR-1 a su paso por la provincia de Huesca y que nos llevó, a duras penas, desde Castigaleu a Montañana. El GR-1 o Sendero Histórico es un largo itinerario que atraviesa la península ibérica por el norte, de este a oeste, desde el Mediterráneo hasta el Atlántico.

El autobús nos dejó a los 25 senderistas en la localidad ribagorzana de Castigaleu, donde comenzamos a andar tras hacer una rápida visita a la localidad. Hacía mucho frío y apetecía empezar a andar para entrar en calor. Desde la iglesia comienza un camino que desciende hasta el río Cajigar. Allí un cartel nos marca el GR-1 y cruzamos el río, para tomar un camino de subida que entre paredes de piedras perfectamente construidas y quejigos nos deja en una pista que seguiremos hasta ver el desvío a la derecha por el que bajamos al barranco Subirana, lo subimos y vamos hasta la ermita de San Antonio. Se trata de un paraje muy bonito que nos invita a quedarnos y tomamos aquí el merecido tentempié. El tiempo ha mejorado mucho y la temperatura es muy agradable y dado que el sol está muy presente nos damos alguna crema protectora, que no vendrá mal.

Seguimos el camino que desciende hasta llegar a la carretera que va de Castigaleu a Cajigar. La cruzamos  y continuamos bajando hasta el barranco de San Antonio. Lo pasamos y el camino vuelve a subir hasta el núcleo despoblado de Las Badías. Antes de llegar al pueblo nos detenemos un momento para admirar algunos fósiles que aparecen por el sendero. Cogemos alguno más bonito para la colección, pero sin abusar, pues tendremos que cargar con ellos hasta el final de la marcha.       
Las Badías fue la capital administrativa del disperso municipio de Monesma, Vemos las casas, el ayuntamiento, la escuela, la iglesia del siglo XVIII y el cementerio, que nos llama la atención por lo arreglado que está y es que todavía está en uso. Estos edificios se distribuyen alrededor de una bonita plaza.

Del pueblo tomamos una pista y luego un sendero que sube por la ladera del tozal de Monesma. En un momento el camino está desdibujado por la lluvia y solo tenemos una ladera de margas muy empinada que nos obliga a pasar con mucho cuidado e incluso a ayudarnos, pues no es mucha la altura pero el golpe puede ser bueno.

Así el sendero nos sube hasta El Puyol, a 1140 m., donde queda una casa habitada. Aunque el GR-1 no pasa por el castillo de Monesma, sin embargo desde la misma aldea tomamos la pista que sube hasta el alto a 1232 m. donde encontramos los restos del mismo y la Ermita de Santa Valdesca. No se puede pasar sin subir, dado que las vistas que se contemplan desde allí son impresionantes. De los numerosos castillos y torres que existen en la Ribagorza, este tozal es el que abarca visualmente una mayor extensión de terreno. Parece increíble que a esta altura se pueda tener una panorámica de 360 grados tan espectacular. Tras hacer muchas fotos y la foto de grupo seguimos la marcha.          

Desde el Puyol bajamos hasta un peirón o pilaret, cuyo habitáculo ocupado por la virgen también sirve de refugio de invierno para cientos de moscas, que al abrir la puertezuela casi parece que vayan a atacarnos. Desde aquí tomamos la pista que nos lleva hasta el antiguo santuario de Nuestra Señora de la Pallaroa. Además de la iglesia se conserva la casa del ermitaño y algunas otras dependencias. La Pallaroa fue un importante lugar de paso en otros tiempos. Aprovechamos la solana para sentarnos a comer y descansar un poco.

Seguimos la pista hasta que se corta frente a un campo de labor. Lo rodeamos y aquí tuvimos un verdadero calvario, pues fue muy difícil poder seguir los mojones, dado lo abandonado del sendero. Acabamos en una pista que nos llevó hasta la despoblada aldea de La Mora de Montañana, que bordeamos por debajo, para seguir las marcas y llegar a un bonito camino entre muros de piedras y quejigos, que nos bajará teniendo a la izquierda el barranco de San Juan, y pasando entre parideras y algún otro pilaret, al final daremos con el cementerio, antesala de la entrada al pueblo y que nos lleva directos a la iglesia románica de Santa María de Baldós de Montañana.

El conjunto arquitectónico medieval de Montañana, olvidado durante muchos años y recientemente restaurado, es uno de los lugares más bonitos de nuestra provincia. Se nos ha hecho tarde, la marcha ha sido larga, más de 18 kms. y los pies piden descanso, por lo que la visita es corta. Es tarde y hace frio. Preferimos tomar un chocolate en Benabarre y así poner el broche final de esta excursión con un sabor dulce. Nos llevamos el recuerdo de estos lugares poco conocidos por nosotros pero no exentos de valor y de historia.

Imágenes en facebook

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.770158809716431.1073741918.139811352751183&type=1


Artículos relacionados

Belén Montañero 2018

El próximo domingo 16 de diciembre realizaremos la 50 edición del tradicional Belén Montañero (1969-2018). INSCRIPCIÓN >>      

Balneario de Panticosa a Bujaruelo (por el GR 11)

  Hace frío y aire al llegar al Balneario de Panticosa, lo que nos obliga a abrigarnos bien antes de

De Castigaleu a Montañana por el GR 1: Domingo, 11 de enero.

Senderismo. de Castigaleu a Montañana por el GR 1Domingo, 11 de enero 2015Para el domingo día 11 daremos comienzo al

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR