Subida al Pico Borón

Subida al Pico Borón

 

El domingo 13 de enero, se inició el año senderista de MAB, con una salida al pico Borón de 1327 m., situado en plena Sierra de Guara, próximo al embalse de Vadiello, y cuenca derecha del Guatizalema.

Acudimos puntuales a la cita 19 participantes, y con la esperanza de que la climatología mejorara, como anunciaban las previsiones, salimos en dirección a Huesca, en coches particulares, para luego tomar el desvío a Loporzano, y seguir por carretera asfaltada hasta la presa de Vadiello, donde en el estacionamiento señalizado aparcamos los autos.

El paisaje es espectacular, ya antes de iniciar el ascenso, el conglomerado de los Mallos de Ligüerre impresionan apenas uno  levante la vista. Después de equiparnos convenientemente, y vencer algunas reticencias, surgidas porque el terreno estaba mojado y resbaladizo, damos comienzo a la caminata, la mayor parte del ascenso es encajonado, por una especie de barranquera, con grandes conglomerados y también vegetación, carrascas y bojes que nos ayudarán a sujetarnos y evitar los temidos resbalones. Las trepadas difíciles, que las hay, se pudieron superar gracias a que los tramos más complicados están dotados de cuerda anudada fija, y también a la ayuda entre compañeros que nunca falta en este grupo.

Cuando se empieza a dejar atrás, el desfiladero empinado antes descrito, aparece un paisaje nevado, una ligera capa que sigue retenida en la vegetación, de belleza singular, también es espectacular si miramos al fondo del valle con las aguas de Vadiello simulando una figura recortada de puzle,  encajada entre moles verticales de roca. Tenemos a la vista, aunque con las puntas cubiertas por nubes, nuestro Borón , también el Fragineto, tozal de Guara, Mondinero, etc., este último nos trae muchos recuerdos, también fue la primera salida de una temporada pasada (17-01-2010).

Seguimos nuestro camino, por una cresta rocosa, ya sin vegetación, donde el viento helado mantiene la pequeña capa de nieve cristalizada, hasta llegar a un tozal, creo es la Punta de Ligüerre, desde aquí se adivina el camino que nos queda,  un descenso, pasar una vaguada y el último ascenso hasta la punta del  Borón, es fácil, mucho más fácil que lo caminado, pero el viento es huracanado, hay que esforzarse para mantenerse en pie, y además las previsiones meteorológicas no se han cumplido, el Borón sigue cubierto en su parte superior.  Muy a nuestro pesar decidimos darnos la vuelta, no sin antes sacarnos una foto de grupo, mientras hacíamos equilibrios para mantener la verticalidad.

El retroceso es rápido, teníamos que librarnos de aquella ventisca, y sin pérdida de tiempo abandonamos la loma pelada. Cuando nos sentimos más protegidos,  hacemos una breve pausa para el desayuno, mientras observamos el entorno, que a pesar de las nubes en las crestas, es reconfortante.   El camino de descenso es el mismo, con dificultades similares, en las destrepadas hay que agarrarse y asegurar con precisión donde apoyar el pie. En ambos recorridos, ascenso y descenso, somos observados permanentemente  por multitud de buitres,  que no cesan de planear sobre nuestras cabezas, así como por pequeños grupos de cabras, de cornamentas retorcidas,  parapetadas en minúsculos riscos y también en bancales  solaneros.

Al llegar a los coches, nos percatamos de que, al no alcanzar el Borón, la excursión ha sido corta, y se decide prolongarla. Cuatro personas, en un coche, deciden retornar ya a Barbastro por sus obligaciones particulares, el resto iniciamos un paseo por senda señalizada  y muy bien acondicionada, dirección Nocito, bordeando el embalse, lado derecho. Por este camino llegaremos hasta el punto donde observamos, justo al otro lado del embalse, el mallo denominado El Huevo (de San Cosme),  no hay tiempo para más. Regresamos, con  parada para comer, en un marco incomparable con el embalse a nuestros pies y comentando la jornada.

Ya en los coches, y resistiéndonos a que se terminara el día, decidimos parar de regreso en Siétamo, para tomar café. Y así se hizo. El café fue acompañado por un delicioso “panettone”, gentileza de Araceli , que guardaba para el último momento.


Artículos relacionados

Pico de la Moleta

SUBIDA AL PICO LA MOLETA Un grupo de  senderistas del club MAB, siguiendo el calendario,  fuimos a realizar la ascensión

Travesía de Benasque a Luchon

      Debido a la celebración de la Gran Trail Aneto Posets, los días 27 y 28 de julio,

De Panticoa a los Ibones de Bachimala

El domingo 9 de Agosto realizamos la excursión programada al valle de Tena. El autobús nos dejó en el Balneario

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies