S.Juan de Toledo de Lanata – Espelunga -S.Victorian – Los Molinos

S.Juan de Toledo de Lanata – Espelunga -S.Victorian – Los Molinos

Empezamos  la excursión el domingo,  bajo la amenaza de mal tiempo por parte de  los medios de comunicación,  pero nosotros muy valientes o muy inconscientes nos lanzamos  a disfrutar de un día de senderismo en compañía de los compañeros y nos da igual que nos llueva, nieve o haga frío.

En  San Juan de Toledo de Lanata, al pie de la sierra Ferrera,  bajo un sol mortecino y tras  hacerle una visita,  por el exterior, a la iglesia de estilo románico, nos ponemos en marcha  en dirección a San Victorian, el camino es cómodo  pues es una senda muy bien marcada entre árboles, enseguida debemos  coger altura  y pronto nos damos cuenta que nos sobra ropa, así que empezamos a quitar capas y tras un corto trayecto  llegamos a una zona de margas empedradas que les daba el sol, y  nos apeteció parar a tomar un pequeño descanso y comer algo.

 

Tras este paréntesis seguimos subiendo pero sin  grandes esfuerzos hasta alcanzar  el Monasterio de San Victorian, lo dejamos atrás y seguimos hacia la Ermita de la Espelunga, mientras tanto nuestra vista se va  recreando  en la zona de la fueva que queda a nuestros pies a si como la zona de margas grises que  salpican el paisaje, llegamos a un llano y nos encontramos con la Ermita de San Antón, entramos y  fotografiamos los frescos que todavía se conservan aunque un poco deteriorados. Seguimos   el camino y empieza  una fuerte pendiente que zigzaguea  entre carrascas, robles, boj y un sinfín de árboles y arbustos  que conforman la zona boscosa por la que pasamos, al llegar al asiento de san victorian, paramos a tocar la piedra por si  tienen razón las  leyendas con respecto  a sus poderes, cuando ya empezábamos a cansarnos  aparece la Espelunga al pie de un gran  paredón de roca, entramos para ver la ermita rupestre, y vemos que el altar lo han  construido bajo la bóveda de una cueva, a la cual pudimos acceder unos cuantos intrépidos por un lateral de  difícil acceso, esta construcción consta de unos cuantos espacios, pero que  están en ruinas,  me imagino que a la espera de ser reconstruidos, porque aunque solo sea  para dedicarse a la contemplación y  deleite del paisaje  merece la pena ir.

Emprendemos la bajada, y sin darnos cuenta  llegamos nuevamente  a San Victorian,  allí en un merendero,  paramos a tomar un descanso, el ambiente es distendido, nos reímos, comemos y compartimos viandas.  Seguimos ruta y en una hora aproximadamente llegamos a los Molinos, donde nos espera el autobús, tras cambiarnos de calzado y estirar un poco, (no hay miedo de agujetas, porque no hemos hecho mucho), nos vamos  para casa, comentando lo bien que  se ha portado el tiempo, pues por momentos casi hemos pasado calor, a partir de ahora nos da igual si  empieza a nevar o llover, nosotros ya hemos disfrutado del momento

Y………….Llegamos a Barbastro, no voy a decir que cansados porque mentiría, pero eso si, muy contentos por la jornada que hemos  pasado y…….. ya pensando en la próxima…………¡¡¡¡¡ nos despedimos!!!!

 

para ver  fotos clica aqui

para ver  fotos clica aqui

 

 


Artículos relacionados

El Belén Montañero se traslada al Valle de Gistain

Domingo, 18 de diciembre 2011 El Belén Montañero de mañana se traslada a Saravillo, en el Valle de Gistain,  debido a

Encuentro montañero con el C.A.F de Tarbes en Francia: 4 y 5 de mayo

    El próximo 4 y 5 de mayo, se celebrará el tradicional encuentro montañero con el C.A.F de Tarbes

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies