Montserrat, marzo 2010

Montserrat, marzo 2010


Montserrat, marzo 2010

De la excursión a Montserrat, hay poco que contar, solo que se hizo conjunta con el Club Litera de Montaña de Binefar, por lo tanto añadido a los que íbamos de Montañeros resultó ser numerosa.

Cuando llegamos a las inmediaciones del Monasterio, bajamos del autobús, y los de Binefar sacaron café, leche, té etc., y nosotros pusimos las tortas, así que entre todos dimos buena cuenta del desayuno improvisado e iniciamos la excursión debidamente alimentados, por no decir excesivamente alimentados.

Emprendimos la marcha por el lateral de la carretera en fila india, porque no se podía hacer de otra manera, a un lado teníamos el precipicio y al otro los coches que circulaban como si fuera un circuito de carreras, en un momento dado cruzamos la carretera y nos adentramos por “el camino de los degollados”, por supuesto estaba escrito en catalán, éste asciende suavemente y después discurre llaneando por un paseo franqueado por mosaicos de Vírgenes de toda Cataluña.

Llegamos a la plaza del Monasterio, y allí nos concentramos y para nuestra sorpresa Agustín dijo que podíamos hacer lo que quisiéramos, a si que el grupo se dividió en tres, unos se quedaron a empaparse de cultura gozando con la vista del Monasterio y sus dependencias, luego hicieron una excursión pequeña, el grupo mas numeroso siguió a Agustín con el objetivo de llegar hasta San Jerónimo (punto mas alto) pero por una ruta larga, y yo me uní al grupo que decidimos subir en el funicular que nos llevó directamente a las inmediaciones de San Juan y luego nos dirigimos también hacia San Jerónimo.

Disfrutamos de la vista inmediata, porque hacia un día gris y brumoso y no se veía mucho mas allá. Nos entretuvimos observando las rocas que con el paso de los años y la erosión han ido adquiriendo las formas mas variadas, eso si muy esbeltas, vimos como los escaladores competian en su afán de conquistarlas. Los caminos están muy bien conservados, pero en algunos tramos se han pasado con la intervención de la mano del hombre, pues para superar alguna altura ponen escaleras, barandillas y mucho asfalto.

Con ambiente de buen humor y sin prisas llegamos a la ermita de San Jerónimo, y de allí al alto que lleva su mismo nombre, y como creíamos que íbamos mal de tiempo, no paramos mucho, pero cuando a la vuelta nos concentramos en la ermita nuevamente, vimos llegar a Agustín y a los que habían ido hacer la excursión larga, así que nuevamente reunidos emprendimos la bajada, y como para subir cada uno había ido por su lado en la bajada lo mismo.

Yo bajé por la vía más directa y fuimos casi corriendo, porque al tiempo estipulado en las tablillas le ganamos casi media hora, nuevamente este recorrido está plagado de escaleras y barandillas.

Una vez en la plaza, comimos un poco mientras esperábamos a concentrarnos, tras tomarnos un café, y merodear un rato por el complejo, cogimos el autobús, y para casa.

Esta vez cuando llegamos a Barbastro, estábamos muy cansados, pero de autobús, y…. como siempre nos despedimos pensando en la ¡¡¡próxima!!!.

Para ver mas fotos pincha aquí


Artículos relacionados

Senderismo a San Caprasio

Salida de Senderismo a San Caprasio. Dia 10 de Febrero de 2019 La ermita de San Caprasio se localiza a

salida con raquetas

Atención, se suspende la salida con raquetas del domingo  5 de Febrero. Debido a la previsión del tiempo  para este

Senderismo 23 de septiembre: Sansanet – Ibón de Estanés – Sansanet

  Foto climaynievepirineos.com ibón de Estanés La sección de senderismo continuando con el calendario de actividades en otoño nos propone

Sin comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR